Las culpas de la pobreza

15
,
Jul 2020
Publicado en:

Las culpas de la pobreza

En estos días se especula mucho sobre las millones de personas que volverán a la pobreza a nivel mundial, las cifras hablan de números aterradores de cerca de 500 millones de personas que entrarían en esta condición. The New York Times,  advierte que 135 millones de personas en el planeta van a aguantar hambre ante la falta de ingresos en el 2020 y esto se dará con mayor fuerza en los países más pobres. En Colombia el panorama no es optimista y seguramente perderemos mucho del camino logrado en la última década, Fedesarrollo señala que perderemos la mitad del terreno ganado en materia de equidad desde el 2010. Ya  estamos viendo los efectos de la pandemia en materia de desempleo que traerá como resultado al finalizar el año una cifra cercana a los 5 millones de personas que perderán sus empleos en todo el país. Si bien es cierto que nadie tenía presupuestada una crisis de la dimensión de la actual, si es importante que nos hagamos preguntas fundamentales acerca de nuestro presente financiero. Las personas llegan a su realidad económica fruto de las múltiples decisiones que se  han tomado en el pasado acerca de sus finanzas personales, y es ahí donde nos surge el dilema  de a quién  culpar por  nuestros fracasos financieros actuales.  Algunos pueden decir que las culpa es de la Pandemia, otros pueden argumentar que la pobreza es la sumatoria  de los valores y creencias aprendidos en nuestros hogares,  podemos afirmar que hay una falta de educación financiera en nuestros sistemas educativos o simplemente la culpa la podría tener el sistema económico donde hayamos crecido, culpando a estados de extrema izquierda o derecha. Pienso que no hay una respuesta definitiva y quizás  puede haber cierto grado de verdad en cada hipótesis.  Sin importar quién tiene la culpa, estas razones exoneran de manera tajante la responsabilidad individual, que a mi manera de ver es la principal causa. La realidad es que la gente no ahorra y no se prepara para afrontar momentos como los actuales, y lo peor es que esta cultura de bajo ahorro viene siendo así inclusive desde la época de padres y abuelos en Colombia, en donde los  únicos  Fondos de pensiones existentes en décadas anteriores, se remitían  únicamente a los  bolsillos de hijos o parientes que se hacían cargo de sus familiares en edad de retiro, hoy en día todavía vemos las graves y nefastas consecuencias de  una generación carente de aportes y ahorro al sistema pensional colombiano, sometidos a una  calidad de retiro bastante precaria.

El ahorro debe ser un concepto con el que nos debemos familiarizar mucho más como sociedad. Se debe tener en cuenta que hay dos  tipos de bienes con los que las personas se relacionan cada día: la comida y el dinero. Por, un lado, nos educan y nos enseñan para saber cómo debe ser una dieta sana y equilibrada, pero parece que hay carencias en la educación en finanzas de la población en términos generales, son muy pocos los que tienen planes financieros serios realizados por un experto a futuro.

Para la OCDE la educación financiera no es solo tener conocimientos financieros, que muchas veces no se ponen en práctica. Incluye también adquirir las capacidades, aptitudes, habilidades, comportamientos y racionalidad que permitan tomar decisiones acertadas para el bienestar financiero individual. Siento que se debe trabajar mucho en el concepto de racionalidad pues en los recientes días sin IVA dejo al descubierto  una sociedad de consumo enferma, donde prima la adquisición de un electrodoméstico antes que la propia vida de las personas.

Hay una costumbre común en la población de siempre culpabilizar a los otros de nuestros errores y fracasos en la vida, y en finanzas personales no es la excepción. Llego la hora de asumir mucho más de frente nuestra responsabilidad financiera como individuos, la falta de cultura e inclusión financiera son las tareas que todo estado debe realizar a futuro, pero no serán suficientes si nosotros como individuos no interiorizamos nuestras propias responsabilidades y tareas que tenemos en materia financiera y así poder evitar seguramente, sacar el  trapo rojo en nuestras ventanas.

Escrito por: Mauricio Chaves Delgado

CFP certificado.

Financial Planner de Xima.

Descargar Archivo
Contáctenos
¡Gracias! Tu información s sido recibida
Descargar
Parece que sucedió un error mientras se enviaba el formulario, vuelve a intentar más tarde
Artículos relacionados
16
,
Apr 2020
El rol del Financial Planner en momentos de crisis

En un reciente estudio llevado a cabo en USA por la FPSB (FINANCIAL PLANNER STANDARD BOARD), asociación que dicta...

Leer +
13
,
Apr 2020
La importancia de focalizarse en sus objetivos en momentos difíciles

En estos momentos donde nos enfrentamos a una situación incierta en el mundo...

Leer +
26
,
Aug 2020
Viajar al mundial, una decisión de vida

Hola, me llamo Daniel, soy un hombre soltero de 30 años, estudié Administración de Empresas y mi pasión es el fútbol...

Leer +
Diseño por Palma de Web