Una vida con descuento

25
,
Jun 2020
Publicado en:

Una vida con descuento

En su libro Sapiens, Yuval Harari nos enuncia que “No podemos subestimar la estupidez humana a lo largo de la historia”, subestimarla puede hacer que repitamos los errores del pasado, lo cual hace que las sociedades se estanquen y no progresen en el tiempo.

Han sido muchas las equivocaciones cometidas en diferentes campos en la historia del hombre. Errores que van  en el ámbito político, religioso y por supuesto lo económico no puede escaparse a esta afirmación. Seguramente las sociedades en el mundo entero  podrían salir de la pobreza y del subdesarrollo más fácilmente, si tuvieran un mínimo de educación financiera que les hicieran tomar decisiones inteligentes como sociedad, desarrollando mejores hábitos de ahorro  y consumo en términos generales.

La PLANEACIÓN FINANCIERA nos muestra en su teoría cómo alcanzar un mejor mañana  señalando acciones a desarrollar,  definiendo prioridades y generando hábitos de ahorro; todo esto enmarcado en un plan a seguir. El problema es que en Colombia sólo 1 de cada 10 personas está aplicando en estos momentos un plan financiero desarrollado por un experto.

El pasado 19 de junio, día  SIN IVA fue la clara demostración que la vida para muchos si tiene descuento, y la evidencia de lo mucho que nos falta como sociedad para lograr  educación y cultura financiera. El difícil y eterno dilema del  consumismo en las personas  y una sociedad desesperada por obtener gratificaciones inmediatas nos plantea un reto enorme para las futuras generaciones de poder cambiar sus hábitos y creencias del valor de las cosas. El descuento por un electrodoméstico no puede  tener mayor valor que nuestras vidas en estos momentos de Pandemia, la escala de valores no puede estar invertida,  y no podemos olvidar que el dinero y las cosas serán siempre un medio para lograr un fin, y no son importantes por sí mismos.

Hacer compras inteligentes basadas en nuestras necesidades y no en las ganas de impresionar al vecino, será la clave para mejorar nuestro futuro financiero. No entendemos que  pronto los activos  promocionados  perderán  su valor en el tiempo y saldrá uno nuevo que los remplace dejándonos siempre rezagados en la competencia por lograr un estatus social.

La publicidad hace bien su tarea de crear necesidades imaginarias y  de encasillarnos en imágenes de éxito social, que  nos hacen creer que somos más por usar el ultimo teléfono inteligente, o por estar montados en un carro último modelo. Si lo pensamos bien en la mayoría de casos las compras impulsivas, son compras que  fácilmente se podrían postergar y así no harían afectar un flujo de caja tan necesario en un momento como el actual.

Y no es que esté mal comprar y gratificarnos de vez en cuando,  pues la vida no puede ser 100% ahorro; pero siempre debería existir un proceso de compra y un plan  que nos haga antes de actuar preguntarnos… ¿es algo relamente necesitamos?, ¿es el momento indicado para hacerlo?, ¿qué meta financiera puedo estar afectando por esta decisión? Y, finalmente saber si lo puedo hacer con los recursos propios o no.

Seguramente muchos durante la pasada jornada del día SIN IVA se han endeudado a tasas que  se acercan al 27%  efectivo anual, con tarjetas de crédito costosas, que deberían estar bien guardadas en la mitad de una pandemia. El descuento del 19% se esfumará después del mes octavo,  pues el pago de intereses con dinero plástico es tan costoso hoy por hoy, que la felicidad  de tener un activo  durará muy poco cuando la realidad financiera exija su pago. La mayoría de las personas adquieren deudas malas para comprar activos no generadores de riqueza, y eso los lleva a que no puedan salir de un círculo vicioso de pobreza y de poco crecimiento en sus patrimonios.

La pobreza será muy difícil erradicarla en una sociedad como la colombiana, en la medida que no cambiemos las creencias, hábitos y temores que tenemos acerca del dinero y mejoremos la educación financiera en la población. Por último les dejo esta frase del profesor Dave Ramsey, fiel reflejo de un país enfermo financieramente donde  define la sociedad de consumo como ¨un lugar donde compramos cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos, para impresionar a gente que no nos gusta.”.

Etiquetado como:
Descargar Archivo
Contáctenos
¡Gracias! Tu información s sido recibida
Descargar
Parece que sucedió un error mientras se enviaba el formulario, vuelve a intentar más tarde
Artículos relacionados
2
,
Feb 2021
Resaca financiera

No pudo haber comenzado más agitado este 2021 para los mercados financieros mundiales y locales.

Leer +
16
,
Apr 2020
El rol del Financial Planner en momentos de crisis

En un reciente estudio llevado a cabo en USA por la FPSB (FINANCIAL PLANNER STANDARD BOARD), asociación que dicta...

Leer +
Diseño por Palma de Web